‘La Isla Está llena de rumores’: Revisando al Peter Pan del Pop

Sinopsis: Al artista Michael Jackson se le ha denominado a menudo con el apelativo de Peter Pan del Pop, sin embargo, este artículo presenta su relación con personajes de ficción mucho más complejos. También analiza el paralelismo entre Jackson y el personaje de Shakespeare, Ariel, y los autores F. Scott Fiztgerald y Oscar Wilde. Este artículo se puede leer también en inglés, en este enlace: http://michaeljacksonstudies.org/elizabeth-amisu-the-isle-is-full-of-noises-revisiting-the-peter-pan-of-pop-2/ Y en alemán: http://michaeljacksonstudies.org/die-insel-ist-voller-gerausche-erneuter-besuch-beim-peter-pan-des-pop/


Ensayo escrito por Elizabeth Amisu, PGCE, MA, editora de The Journal of Michael Jackson Academic Studies y autora de The Dangerous Philosophies of Michael Jackson: His Music, His Persona, and His Artistic Afterlife.


REFERENCE AS:

Amisu, Elizabeth. ”La Isla Está llena de rumores’: Revisando al Peter Pan del Pop’. Trans. Marisa Ramirez. The Journal of Michael Jackson Academic Studies 3, no. 2 (2016). Published electronically 08/10/16. http://michaeljacksonstudies.org/la-isla-esta-llena-de-rumores-revisando-al-peter-pan-del-pop/. Originally published as “‘The Isle Is Full of Noises’: Revisiting the Peter Pan of Pop.” The Journal of Michael Jackson Academic Studies 1, no. 1 (2014). Published electronically 25/08/16. http://michaeljacksonstudies.org/elizabeth-amisu-the-isle-is-full-of-noises-revisiting-the-peter-pan-of-pop-2/.


The Journal of Michael Jackson Academic Studies pide que reconoce el diario de Michael Jackson estudios académicos como la fuente de nuestro contenido; si se utiliza el material de The Journal of Michael Jackson Academic Studies en línea, solicitamos que se vincula directamente a la URL proporcionada estable. Si usted utiliza nuestro contenido sin conexión, le pedimos que se dé crédito a la fuente de la siguiente manera: “Cortesía de The Journal of Michael Jackson Academic Studies.”


‘La Isla Está llena de rumores’: Revisando al Peter Pan del Pop
Por Elizabeth Amisu. Traducido por Marisa Ramírez.

“No temas, la isla está llena de rumores,
Sonidos y dulces cánticos que deleitan y no hieren”[1]

Se ha hablado mucho del hecho de que el artista, Michael Jackson, se identificaba con el personaje de ficción Peter Pan. Para su hermano Jermaine, Jackson era más parecido a Benjamin Button, mientras que Margo Jefferson lo comparó con Dorian Gray. Sin embargo, su incesante búsqueda de los sueños aparentemente imposibles le hace mucho más comparable con Gatsby, un personaje que “creía en la luz verde, el orgiástico futuro que año tras año se desvanece ante nosotros.[2]

A menudo, los comentaristas de la carrera de Jackson recurren a la ficción para caracterizarle, y por medio de la nigromancia de los medios de comunicación modernos, Jackson se convirtió tanto en ficción como en realidad. Para las masas que en su día le adoraban, este ‘cuadro’ creado de su persona pareció degenerar. Hasta qué punto esta “desintegración” se convirtió en mentiras ante los ojos del espectador es un enigma que Willa Stillwater resuelve en cierta medida en M Poetica: Michael Jackson’s Art of Connection and Defiance (M Poetica: Arte de la Conexión y del Desafío en Michael Jackson). La historia de la vida de Jackson comparte mucho más con los incomprendidos, pero exitosos autores J. M. Barrie, F. Scott Fitzgerald y Oscar Wilde que con sus creaciones literarias. Barrie emigró del mundo de los adultos, Fitzgerald murió joven, y el encarcelamiento de Wilde se vería ahora como una violación de los derechos humanos.[3]

La personalidad de Michael Jackson (como la apariencia externa de Gray) se mantuvo joven y bella. Fue creativo hasta su último día. En cuanto a su rostro, por supuesto había cambiado desde Off The Wall y Thriller, posteriormente . Esto fue debido en parte a la edad, la dieta, dos enfermedades que alteran la piel (vitíligo y lupus) y episodios de adicción a los medicamentos -inducida por las lesiones y el estrés- así como a alteraciones cosméticas. [4]

Un factor que no se debería olvidar atribuir a la inclinación de Jackson hacia el cambio físico, ‘he operado mi nariz dos veces, y recientemente he añadido un hoyuelo en mi barbilla. Pero eso es todo. Punto’, era el nivel de estrés del artista después del éxito de Thriller. El estrés es la causa silenciosa de una variedad fenomenal de enfermedades, y Jackson no era ajeno a ese extremo. Fue un artista que soportó el peso de dos acusaciones falsas y la tormenta de los medios de comunicación que las acompañó, un ciclo interminable de demandas, fue padre soltero de tres niños, así como el único componente de una corporación que fue también su producto más lucrativo.[5]

En cuanto a Peter Pan, Tanner Colby repite en The Radical Notion of Michael Jackson’s Humanity (La Noción Radical de la Humanidad de Michael Jackson) que el personaje es torturado por terrores nocturnos y posteriormente ve la muerte como una “gran aventura”. Pan exorciza su frustración y rabia cortando despiadadamente el brazo de Hook, y en un estilo muy cercano al Señor de las Moscas, casi mata a uno de los suyos cuando derriba a Wendy. Más aún, la relación de Pan con Tinker Bell se caracteriza por episodios de celos de amante.[6]

Entonces, ¿en qué momento el “niño que no quería crecer“ se transforma en el “niño que no podía crecer”? Durante la narración todo el mundo evoluciona, cambia y crece, excepto Peter Pan. Jackson, de alguna manera, corrió la misma suerte. Su cara infantil y su personalidad se convirtieron en un símbolo y en un producto. En su vida posterior sería un arma arrojadiza hacia él por sus detractores: ¿por qué no tienes ya este aspecto?

Del mismo modo que las expresiones del pequeño Michael Jackson ‘no eran indicativas del niño detrás de la sonrisa’, la carita de ángel de Peter Pan puede ser vista como la de un viejo prisionero. ¿Por cuánto tiempo ha estado en Neverland? ¿Lo sabe él siquiera? ¿Lo sabe alguien? La historia comienza con la pérdida de su sombra y ¿qué es una sombra sino la parte más intrínseca de nosotros mismos? Cuando Pan no puede volver a unirse a ella, cae en un llanto desesperado. Jackson, también, solía llorar de soledad. ¿Cómo puede ‘vivir para sí mismo cuando estaba por todas partes,  afuera […] el mundo está pegado a él, está en miles de carteles publicitarios. Y la trágica verdad parece antigua, que solamente en el escenario puede estar consigo mismo’.[7]

Nunca se nos cuenta lo que provocó que la sombra de Pan le ofreciera escapar. ¿Podría ser que la vida fuera tan terrible que incluso su sombra quisiera irse? Es lo suficientemente insoportable para Pan como para robar niños perdidos ‘que caen fuera de sus carritos cuando la niñera está mirando hacia otro lado’. Lo que más parece anhelar es a alguien con quien compartir su, por lo demás, solitaria existencia.[8]

Si los autores siguen utilizando el diminutivo analógico, “Peter Pan del Pop” para un artista consumado como Michael Jackson, deberían utilizar toda la historia o encontrar  otros más apropiados. El Neverland personal de Jackson solamente se convirtió en una prisión después de que lo saquearan dos veces debido a falsas acusaciones. Incluso entonces no pudo soportar venderlo, a pesar de que ya no podía vivir allí. Antes de aquello había sido un proyecto de beneficencia, un regalo para sí mismo que compartió con los niños que eran menos afortunados. Lo hizo así durante décadas y casi nunca llamó la atención de nadie.[9]

Yo diría que el personaje de ficción  que representa mejor a Jackson sería el de Ariel, el espíritu encarcelado en La Tempestad, de Shakespeare, cuya presencia durante toda la obra es un grito continuo por la libertad. ‘Recuerda que te he servido dignamente, / que no te he mentido, no he cometido errores, que te he servido sin rencor ni quejas’, son el eco de las propias palabras de Jackson: ‘Tu sigues cambiando las reglas / Mientras yo sigo jugando el juego / No puedo soportarlo mucho más tiempo / creo que podría volverme loco’. El hecho de que Ariel es más poderoso que su carcelero, Próspero, no le ayuda, después de todo es Ariel quien evocaba la tormenta que da título a la obra. [10]

Ariel permanece atrapado dentro de una prisión por decisión de Próspero. Intercambia un amo por otro a pesar de que él es quien tiene talento. Sin él ninguno de sus amos tendría ningún poder real (los paralelismos con Jackson abundan). Escojan uno de ellos: la familia, los fans, el público, los representantes, el sello discográfico, los abogados, los aduladores o los medios de comunicación.

El paralelismo más desconcertante entre los dos es que la habilidad más fascinante de Ariel en el escenario es su canto y su forma de volar. Tanto La Tempestad (1611) como Peter Pan (1904) fueron obras en las que la evolución de las mismas se convierte en un microcosmos de acontecimientos revelados en un mundo más amplio: La regresión de Barrie, el envejecimiento y asentamiento de Shakespeare. En 1983 Barney Hoskyns describió a Michael Jackson como ‘el chico que quiere volar. En el escenario se eleva hacia la fantasía’. En realidad Ariel ‘podía volar, pero no podía alzar el vuelo’, mientras que Pan podía echarse a volar pero tenía que volver de regreso. Jackson, a diferencia de los otros dos, era de carne y hueso, y el verdadero vuelo se le escapaba. En su lugar, se unió a las filas de Barrie, Wilde y Fitzgerald y se convirtió, como todo gran mito, en una obra de arte. [11]


References:

1. William Shakespeare, The Tempest (eds.) Alden T. Vaughan & Virginia Mason Vaughan (Arden, 2011), p. 254.
2. Amy C. Billone, ‘Sentenced to Neverland: Michael Jackson, Peter Pan, and Queer Futurity’, Michael Jackson: Grasping the Spectacle (ed.) Christopher R. Smit (Ashgate, 2012), pp. 39-50; Penman, Ian, ‘Notes towards a ritual exorcism of the dead king’, The Resistible Demise of Michael Jackson (ed.) Mark Fisher (Zero Books, 2009), pp. 284, 301-302; J.M. Barrie, Peter and Wendy (Kindle, 1911, 2004); Jermaine Jackson, You Are Not Alone: Michael, Through a Brother’s Eyes (Touchstone, 2011), p. 9; Margo Jefferson, On Michael Jackson (Pantheon, 2006), p. 15; Oscar Wilde, The Picture of Dorian Gray (Kindle, 1890, 2012); F. Scott Fitzgerald, ‘The Curious Case of Benjamin Button’, The F. Scott Fitzgerald Collection: 2 Novels and 20 Short Stories (Waxkeep, 2013); Fitzgerald, F. Scott, The Great Gatsby, (ed.) Jeffrey Meyers (Everyman, 1993), p. 134.
3. Willa Stillwater, M Poetica: Michael Jackson’s Art of Connection and Defiance (Kindle, 2011, 2013); Edwards, Owen Dudley, ‘Wilde, Oscar Fingal O’Flahertie Wills (1854–1900)’, Oxford Dictionary of National Biography, Sept 2012 <http://www.oxforddnb.com/view/article/29400>[accessed 8 Aug 2014];; R. D. S. Jack, ‘Barrie, Sir James Matthew, baronet (1860–1937)’, Oxford Dictionary of National Biography, May 2014 <http://www.oxforddnb.com/view/article/30617>[accessed 8 Aug 2014].
4. Joseph Vogel, Man in the Music (Sterling, 2011), pp. 251-262; Barrie, p. 24; ‘Morphine’, Blood on the Dance Floor: HIStory in the Mix. Michael Jackson. Prod. Michael Jackson, CD, 68000 – EK/ET/EM (1995); Moonwalk (London: Doubleday, 1988), pp. 95-97, 235-238; You Are Not Alone, pp. 319-320, 331, 349-350, 372-373; Michael Jackson Talks to… Oprah Live; Los Angeles County (2009). Autopsy Report (Case No. 2009-04415).
5. Moonwalk, pp. 229, 256; Martha Davis, Elizabeth Eshelman and Matthew McKay, The Relaxation and Stress Reduction Workbook (New Harbinger, 2008), pp. 3-4; Tanner Colby, ‘The Radical Notion of Michael Jackson’s Humanity’, Slate.com, 24 June 2014.
6. Barrie, pp. 51-53, 23.
7. Moonwalk, pp. 164; Michael Jackson, ‘Love: The Human Family’s Most Precious Legacy’, The Journal of Pan African Studies (2010) Vol.3(7), p. 5; ‘Michael Jackson Talks to… Oprah Live’, ABC. 10 February 1993; Hoskyns, Barney, ‘The boy who would fly: Michael Jackson (1983)’, The Resistible Demise of Michael Jackson (ed.) Mark Fisher (Zero Books, 2009), p. 45.
8. Barrie, p. 24.
9. Zack O’Malley Greenburg, Michael Jackson, Inc. (Atria, 2014), pp. 157, 185, 106.
10. Shakespeare, p. 189, ‘Scream’, HIStory Past, Present and Future Book 1. Michael Jackson. Exec. Prod. Michael Jackson, CD, 59000 – E2K/E2T/E2M (1995).
11. Hoskyns, p. 46; Leslie Dunton-Downer and Alan Riding, Essential Shakespeare Handbook (Dorling Kindersley, 2004), p. 436.


Elizabeth Amisu, author of The Dangerous Philosophies of Michael Jackson: His Music, His Persona, and His Artistic Afterlife, holds an MA in Early Modern English Literature from King’s College London. She completed her teacher training at the University College London Institute of Education and has seven years’ teaching experience. She is co-founder and editor of The Journal of Michael Jackson Academic Studies online. For ‘The Journal of Michael Jackson Academic Studies she has edited two publications, An Academic Companion to Michael Jackson Studies and Michael Jackson’s Dream Lives On: An Academic Conversation – Michael Jackson & Prince; written several articles and book reviews, most notably ”Throwing Stones To Hide Your Hands’: The Mortal Persona Of Michael Jackson‘, which has been translated into Spanish and Italian; ”The Isle is Full of Noises’: Revisiting the Peter Pan of Pop‘, available in Spanish and German; ”Crack Music’: Michael Jackson’s Invincible‘, also in Italian; and ”Heard it Through the Grapevine’: Are We Losing Michael Jackson All Over Again?’, also available in Spanish. Find out more at elizabethamisu.com.


REFERENCE AS:

Amisu, Elizabeth. ”La Isla Está llena de rumores’: Revisando al Peter Pan del Pop’. Trans. Marisa Ramirez. The Journal of Michael Jackson Academic Studies 3, no. 2 (2016). Published electronically 08/10/16. http://michaeljacksonstudies.org/la-isla-esta-llena-de-rumores-revisando-al-peter-pan-del-pop/. Originally published as “‘The Isle Is Full of Noises’: Revisiting the Peter Pan of Pop.” The Journal of Michael Jackson Academic Studies 1, no. 1 (2014). Published electronically 25/08/16. http://michaeljacksonstudies.org/elizabeth-amisu-the-isle-is-full-of-noises-revisiting-the-peter-pan-of-pop-2/.


The Journal of Michael Jackson Academic Studies pide que reconoce el diario de Michael Jackson estudios académicos como la fuente de nuestro contenido; si se utiliza el material de The Journal of Michael Jackson Academic Studies en línea, solicitamos que se vincula directamente a la URL proporcionada estable. Si usted utiliza nuestro contenido sin conexión, le pedimos que se dé crédito a la fuente de la siguiente manera: “Cortesía de The Journal of Michael Jackson Academic Studies.”


You May Also Like:

dangerous-phil--ad The Journal of Michael Jackson Academic Studies

You May Also Like